Garantía para motos de segunda mano


Índice:

Tiempo de lectura: 6 minutos.

 

Cuando decidimos aventurarnos en el mundo de las dos ruedas, muchas veces optamos por la opción de comprar una moto de segunda mano. Adquirir este tipo de moto tiene unas particularidades ya que ha tenido un propietario anterior y debemos asegurarnos de que la motocicleta haya sido debidamente cuidada y revisada durante el transcurso de los años. Además de esto, otra cosa de la que debemos tener constancia es del tipo de garantía moto o derechos que tenemos en la compra de la motocicleta tanto si la compramos a un profesional como si lo hacemos a través de un particular. En ambos casos, existen unas particularidades en la garantía que debes conocer antes de adquirir una moto de segunda mano.

 

Garantía moto: profesional o particular

Existen grandes diferencias en cuanto a la garantía moto, si decidimos comprarla a un profesional o a un particular. En el caso de los profesionales, estos están sujetos a unas condiciones más estrictas por la Ley de Garantías. Los concesionarios o lugares de compraventa están sujetos a esta ley y deben ofrecer un año de garantía en todas las motos. En muchos casos, es habitual que estos establecimientos contraten seguros contra averías a través de otras empresas para la venta de las motos. Todos estos seguros excluyen la reparación de averías o sustitución de piezas por desgaste, además de aquellos elementos que no se incluyan de forma específica dentro del texto de la póliza. En el caso de que al comprar, por ejemplo, una moto Triumph Thruxton que esté aún en periodo de garantía oficial, se solaparán ambas garantías: oficial y compraventa.

 

ojete-moto

 

Antes de firmar la garantía moto, es recomendable leer todas las coberturas y excepciones de la misma, al mismo tiempo que nos aseguramos de que la empresa que ofrece la garantía sea solvente para no llevarnos una sorpresa a la hora de necesitar recurrir a dicha garantía. Una vez conocidos nuestros derechos, debemos revisar nuestras obligaciones ya que existen unas condiciones exigidas por las aseguradoras para cumplir con la garantía de la moto. Entre las obligaciones más habituales está la de pasar una serie de mantenimientos estipulados por la marca, la no realización podría conllevar a perder el derecho a la reparación de la garantía.

Si por otro lado, decidimos hacer la compra a un particular, la garantía moto de segunda mano ya no está totalmente asegurada. Un particular no está obligado a ofrecer ningún tipo de garantía pero las motos procedentes de estos, sí están sujetos al Código Civil y, por tanto, a la normativa sobre "vicios ocultos". Dicha normativa indica que, durante los seis meses siguientes a la fecha de compra, el vendedor debe indemnizar o reparar aquellos defectos que tuviera la moto en el momento de compra y que el vendedor no haya dejado reflejado en el contrato de venta, incluso si los desconociera. En este tipo de reclamación, es el comprador quien debe probar mediante el informe de un perito que ese defecto fue ocasionado antes del momento de compra de la moto.

 

Garantía moto para reparaciones

Dentro del Real Decreto para talleres (455/2010), encontramos las claves que regulan la garantía moto para reparaciones y que podemos resumir en los siguientes puntos:

1. Cualquier tipo de reparación debe tener tres meses de garantía, como mínimo, o 2.000 km recorridos, lo que antes suceda. Además, en este plazo se incluyen las piezas de desgaste que se hayan podido sustituir.

2. En el caso de que la reparación fallara y no podamos mover la moto, el taller deberá hacerse responsable del traslado de la motocicleta o de desplazar un mecánico para reparar el problema.

3. Si se sustituyen piezas no consideradas de desgaste, la garantía de estas ha de ser de dos años.

 

moto-triumph-taller

 

4. La garantía moto se conservará siempre que la moto no sea posteriormente manipulada por terceros.

5. Si se deja por escrito, el taller podrá instalarte piezas de segunda mano suministradas por ti o por el mismo taller, manteniendo la garantía aplicada por la ley. En excepción, jamás se podrá instalar piezas de segunda mano que afecten a la seguridad de la motocicleta.

 

Una vez conocidas todas las características de la garantía moto, es hora de decidirte por la moto que te acompañará en tus nuevas aventuras a dos ruedas. En cuanto al estilo y marca, te podemos dar algunos consejos sobre como elegir tu moto Triumph de segunda mano o cómo conseguir una moto clásica para tus transformaciones. Una vez decidido todo esto, también puedes conocer más sobre las cosas a tener en cuenta para comprar una moto de segunda mano.

 

Entradas relacionadas:



 
 
 

Forma parte de nuestro club:

Nueva llamada a la acción