Por qué comprar una Triumph


Índice:

Tiempo de lectura: 7 minutos.

 

Adquirir una moto es un paso importante en la vida de cada uno. Puede sonar exagerado, pero lo cierto es que, sea la primera que se tiene o que se busque una nueva compañera de viaje para los próximas años, lo cierto es que nuestra moto será un fiel reflejo de nuestra personalidad que nos acompañe a todas partes. La emplearemos para ir a trabajar, para dar un paseo por la ciudad y lucirla ante los amigos de toda la vida, para escaparte con ella de ruta algún que otro fin de semana que haga buen tiempo...

opiniones-triumph

Marcas de motos hay casi tantas como puedas imaginar. Sin embargo, apenas una decena de ellas ha conseguido mantenerse a lo largo del tiempo, durante décadas, en el top de fabricantes de motocicletas, diseñando y produciendo modelos con que deleitar a los amantes de estos vehículos sobre dos ruedas que tanto nos gustan.

En esta ocasión, vamos a desglosarte seis motivos por los que hacerse con una de la marca Triumph, el sello de Hinckley con cuyos motores para las neoclásicas trabajamos en Tamarit Motorcycles, y que por lo tanto conocemos muy bien.

 

Razones para comprar una Triumph: 1. Resurgir de las motos neoclásicas

El resurgir de las motos clásicas que tuvo lugar a principios del siglo 21 (y con ellas el estilo de vida ligado al Café Racer británico de los años 50) supuso la vuelta de la Triumph Bonneville, concretamente la Bonneville 900, una de las grandes abanderadas de este movimiento que sigue cosechando adeptos por todo el mundo.

Así, Triumph unió su mítico modelo Bonneville con el legendario estilo Café Racer, inaugurando una nueva era de neoclásicas. La Café Racer Bonneville representa la esencia de lo clásico adaptado a lo moderno, apetecible para los jóvenes y una delicia para los viejos rockeros que saben reconocer lo bueno al primer vistazo.

 

opiniones triumph

 

En la actualidad, además de la Bonneville, las neoclásicas de Triumph comprenden las familias ThruxtonScrambler o Street Twin. Las motos neoclásicas son icónicas para la marca, pero ni mucho menos se queda ahí. Destacan en los últimos años los modelos Tiger, Daytona Moto2 (basada en el chasis de la Daytona y el motor del que es proveedor exclusivo para el Campeonato Mundial de Moto2) y Street Triple entre otros.

 

Razones para comprar una Triumph: 2. Adaptada a los nuevos tiempos

Es cierto que a Triumph le ampara su gran historia, cuyo origen se remonta a finales del siglo XIX, durante la Segunda Revolución Industrial. Antes de su refundación, llevada a cabo en 1984, las Triumph (y especialmente la Bonneville) ya eran motocicletas reconocidas en todo el mundo, montada a diario, en los años 50 y 60, por personajes tan ilustres como James Dean o Bob Dylan respectivamente.

Sin embargo, sólo con esto no se explicaría el gran momento que disfruta la marca inglesa, en plena expansión internacional y con mayor visibilidad que nunca. Una gran historia puede convertirse en un incómodo lastre si se depende demasiado de ella.

 

 

Uno de los puntos que los moteros coinciden en señalar acerca de las Triumph en general es su capacidad de adaptación a los nuevos tiempos por encima de sus competidores, pudiendo ofrecer motos de corte clásico pero con ingeniería moderna, añadiendo funcionalidades mecánicas y electrónicas de vanguardia para estar a la última en cada área, sin perder su esencia. Mucho ha llovido desde aquella ya entrañable primera Bonneville, que empezara a producirse en 1959.

 

Razones para comprar una Triumph: 3. Equilibradas y fiables

Cada familia y modelo con sus características particulares, las Triumph en general son percibidas por la comunidad motera como motos que guardan un gran equilibrio entre consumo medio, velocidad, comodidad, un buen sonido y robustez de cuerpo y acabado y líneas de fabricación prolongadas, así como un estilo y postura sobre la moto inmejorables.

 

opiniones triumph

 

Por otro lado, y este es un punto clave, las Triumph pueden equipararse en cuanto a fiabilidad a las cuatro grandes marcas japoneses, siendo posiblemente la marca occidental que obtiene una mayor confianza a este respecto por parte de los usuarios.

Además, más allá de las specs cuantificables, los poseedores de una moto Triumph son los más satisfechos del mundo. No lo decimos nosotros, sino una encuesta realizada en 2018 entre casi un millar de moteros australianos, que al ser cuestionados acerca de comodidad, estilo, manejo, calidad/precio, atención en concesionario, satisfacción general y tecnología, eligieron a Triumph como la mejor opción después de haberlo hecho también el año anterior.

 

Razones para comprar una Triumph: 4. Máximo control en la fabricación pese a su expansión internacional

Con una demanda creciente de motocicletas en Tailandia, y con el objetivo de poder seguir siendo competitivos en el proceso de fabricación (el 85% de sus ventas proceden de fuera de UK, según aseguró Steve Sargent, CPO de Triumph Motorcycle Ltd., en una entrevista concedida en 2017), la marca abrió una planta de producción en el país oriental, la primera fuera del país de origen de Triumph, el Reino Unido, en toda su historia. Actualmente, Triumph cuenta con seis plantas de producción repartidas por todo el mundo, de las cuales tres están en Tailandia, donde dispone de instalaciones plenamente equipadas para el pintado y ensamblaje de las motos, una en Brasil y las dos restantes en su lugar de origen desde la refundación, Henckley, donde poseen el centro de diseño, prototipos, ingeniería y producción de sus modelos. Todos ellos son propiedad única de la marca británica y están perfectamente integrados en el engranaje de la compañía.

 

Razones para comprar una Triumph: 5. Sigue captando nuevo público

Además de satisfacer a los clientes más exigentes y que buscan siempre las mejores prestaciones electrónicas, mecánicas y estéticas, Triumph ha sabido llegar a un público más joven y a menudo con recursos más limitados con sus gamas de bajo coste, ofreciendo modelos de una excelente calidad por debajo de la barrera psicológica de los 10.000€. Por ejemplo, la Street Twin, una neoclásica de calidad innegociable, puede adquirirse en diversos colores y en su configuración básica por alrededor de 9.500€.

 

opiniones triumph - street twin

 

Razones para comprar una Triumph: 6. Personalización

Por último, llegamos a la gran recompensa que ofrecen las Triumph neoclásicas: su facilidad parar permitir generosas modificaciones que hagan de cada moto una pieza exclusiva que sea la viva personificación de su dueño (o una extensión de él, si se prefiere) en la carretera. En TMRT hemos realizado, desde 2013 y en nuestro taller en Elche, España, más de 60 proyectos de Triumph Custom para clientes de todo el mundo, y hemos puesto a tu disposición en nuestra web un configurador de moto integrado para que compruebes por ti mismo la versatilidad de estas motos, que combinan a la perfección con nuestras piezas.

 



 
 
 

hgfhgfhgfhgfhgfhgfhgfhgf

Forma parte de nuestro club:

Nueva llamada a la acción