Novedades motos eléctricas 2020


Índice:

Tiempo de lectura: 4 minutos.

 

La innovación en el mundo de las dos ruedas es constante y surgen diferentes tendencias que obligan a adaptarse a los nuevos formatos del sector. El propenso crecimiento de las energías renovables está marcando el mundo del motor y las próximas motos eléctricas 2020 intentan conseguir unificar los conceptos de tecnología y seguridad, imprescindibles para obtener el permiso de la Euro5 que será obligatorio a partir de 2021.

A pesar de este crecimiento, aún son pocas las marcas que se atreven a apostar por este formato, el sector no confía en este tipo de tecnología que aún se encuentra en desarrollo y para la cual no existen muchas garantías. Las motos eléctricas 2020 vienen pisando fuerte e intentarán acabar con los inconvenientes surgidos en modelos anteriores.

 

Motos eléctricas 2020: tipos de batería

Estas motos se caracterizan por emplear un motor eléctrico como fuente de energía, en lugar de un motor de combustión tradicional. Para el uso de este motor, las motos eléctricas 2020 se cargan a través de la corriente eléctrica y cuantos más voltios posea una moto, más potencia tendrá. La capacidad de la batería, medida en amperios hora (Ah), es otra condición que debemos tener en cuenta a la hora de decidirnos por uno de estos modelos.

El mantenimiento de las motos eléctricas se centra en su parte más representativa, la batería. En el mercado encontrarás diferentes ejemplos de modelos con baterías que se dividen en cuatro tipos. La batería de litio es la más utilizada ya que pesa poco y su tamaño es reducido, por lo que tienen un tiempo de vida medio al permitir realizar un gran número de cargas sin que la capacidad de la batería se vea deteriorada. En la misma línea encontramos la batería ion de litio, aunque semejante a la anterior, esta es más peligrosa de manipular por los líquidos inflamables que contiene.

 

estacion-de-carga-vheiculos-electricos-triumph

 

Las baterías de níquel-metal hidruro son más duraderas y seguras; el único inconveniente es que son más pesadas. Por otro lado, una de las novedades de esta tendencia de motos eléctricas 2020 son las baterías de grafeno, estas mejoran el rendimiento de la moto al ampliar la durabilidad y la autonomía. Además, las baterías de grafeno han conseguido introducir propiedades respetuosas con el medio ambiente.

 

Motos eléctricas 2020: ¿todo son ventajas?

Con la llegada de las novedades motos eléctricas 2020 y todos sus nuevos avances, podemos hacernos a la idea de que se trata de un sector en auge, aunque del que todavía queda mucho por explotar. Con esta nueva fuente de energía ya no tendrás que volver a repostar en la gasolinera e incluso podrás acondicionar un punto de carga en tu propia casa. Esto llevará a un ahorro de combustible e impuestos, cargar una moto eléctrica es más barato y podrás ahorrar en impuestos al no producir emisiones que contaminen. Las motos eléctricas necesitan de menos mantenimiento, aunque deberás prestar atención a la batería, y producen menos olores y contaminación acústica.

Sin embargo, también nos encontramos con algunos inconvenientes a los que aún no se les parece dar solución. El precio de las motos eléctricas 2020 es bastante más elevado que el de una moto tradicional, como pueden ser las motos neoclásicas (especialmente de aquellas a tope de gama como la Thruxton 1200 R o la T120 Bonneville), y aún con la importante inversión que supone, existen muchos problemas para encontrar puntos de carga. Además de la escasez de puntos, también debe valorar que la moto deberá estar estacionada cargando durante más tiempo que con una de tipo convencional. Finalmente, como desventaja principal, encontramos una reducción de potencia y autonomía. Aunque es cierto que existen nuevos modelos con una mayor autonomía y una velocidad que puede llegar a igualar a las motos de combustión, es más habitual encontrar motos con poca potencia y una autonomía limitada a 150 km, de media.

A pesar de que las motos eléctricas 2020 son una iniciativa en tendencia y en la que se está trabajando para añadir mejoras, aún es una modalidad que tiene problemas para llegar fuera de las grandes ciudades. La escasez de puntos de carga es uno de sus mayores problemas, pues a pesar de que se han instalada una gran cantidad de puntos en las principales ciudades, es muy complicado llegar a ellos desde algunas partes del territorio en donde carecen de ellos y la autonomía de la moto no les permite llegar a otros lugares de carga.

 

Entradas relacionadas:



 
 
 

Nueva llamada a la acción
Nueva llamada a la acción

Forma parte de nuestro club:

Nueva llamada a la acción