banner_blog

 

Carrocería personalizada con la huella dactilar, nuevo sistema de impresión de Porsche


Un nuevo sistema de impresión de la casa alemana Porsche, lleva la personalización de los vehículos a un nuevo nivel con la posibilidad de lucir la huella dactilar del propietario en el capó delantero del modelo 911. Un añadido más entre las extravagantes prestaciones del sector de los coches de alta gama.

Nuevas técnicas de personalización

 

porsche_01-min

 

Existen infinidad de maneras en las que personalizar un vehículo, ya sea por dentro como por fuera del mismo, desde los colores de todos los elementos que componen el coches hasta nuevas prestaciones a incluir de forma exclusiva. Todo es poco si se tiene en cuenta que las compañías automovilísticas saben que sus potenciales clientes buscan, además de calidad, la promesa de adquirir algo exclusivo que les represente y que haga que sus vehículos se conviertan en verdaderas joyas de coleccionista.

Con esta idea en mente, la marca alemana de coches de alta gama ha creado un acabado de lo más exclusivo para el modelo 911. La tecnología de impresión de Porsche ha hecho posible que este vehículo pueda llevar, en su capó delantero, la huella dactilar del propietario del coche. La idea nace con la necesidad de satisfacer la individualidad de los clientes de Porsche y, desde luego, nada es más personal que la propia huella dactilar.

 

porsche_02-min

 

El proceso para llevar a cabo este llamativo acabado comienza con el escaneado de la huella y los datos biométricos del cliente en la sede de Porsche Exclusive. Posteriormente, el sistema de impresión es similar al de cualquier impresora de inyección de tinta, aplicándola directamente a las piezas del vehículo sin pulverizarla. En cuanto a la apariencia final, el acabado de esta nueva tecnología es superior a la convencional aplicación de capas. La durabilidad y calidad del acabado están garantizados por parte de la empresa alemana.

Este extra no solo se limita a las nuevas unidades que se vendan, sino que aquel que ya tenga un Porsche 911 también tiene disponible la opción de lucir tal exclusivo acabado. Para ello, se debe acudir hasta Alemania, personarse en la sede de Porsche Exclusive y pagar la cantidad de 7.500 euros. En un futuro, la casa alemana se plantea extender esta tecnología a otros diseños que satisfagan las necesidades de cada cliente.



 
 

 

Nuestros videos:

 

 

Forma parte de nuestro club:

Nueva llamada a la acción
Nueva llamada a la acción
Nueva llamada a la acción